lunes, 10 de septiembre de 2012

Álbum de postales de Tíscar.




No hay muchas imágenes de Quesada en la primera mitad del siglo XX. Ni de Quesada ni de ningún pueblo en general. Hasta el último tercio del siglo, la fotografía no se convirtió en una herramienta masiva y de uso corriente. Por eso tiene interés la existencia de un álbum de tarjetas postales dedicado a Tíscar. Está editado en la FOTOTIPIA HAUSER Y MENET, Ballesta 30, MADRID. Casa Establecida en 1890 y considerada como la mejor imprenta española en fototipia y famosa por sus postales.


El álbum se compone de 10 postales de 14 x 9 cm en blanco y negro. El anverso está dividido en dos por una línea vertical siguiendo la normativa de  postal implantada en 1905: izquierdo para la escritura y derecho para la dirección. Incluye además en la esquina superior izquierda una descripción de la ilustración. Estas descripciones dicen:

“1.- QUESADA: SALIDA PARA TISCAR. La carretera, de catorce kilómetros, que va de Quesada a Tíscar ofrece variados y hermosísimos panoramas. Al fondo, la sierra de Cazorla”


“2.- TISCAR: ATALAYA DEL PUERTO. Construida hacia 1300, lleva el escudo del infante don Enrique, hijo de Fernando III el Santo, que fue adelantado mayor de Andalucía”

“3.- TISCAR: VISTA DESDE EL NORTE. Colgado de la peña, entre la cañada de Tíscar y el valle de Belerda, el santuario se compone de una ermita y una casa-hospedería, lleva el escudo del infante  para los romeros. Entre las rocas más altas, el castillo”

“4.- TISCAR: VISTA POR EL MEDIODÍA. Al pie de la ingente Peña negra, el barrio de don Pedro. Al fondo, el cerro de Los Canjorros; y en el centro, el santuario y el castillo”

“5.- TISCAR: VALLE DE BELERDA. Delante del santuario se extiende la fértil hoya de Belerda, aldea de trescientos vecinos, anejo de Quesada, dividida en varios pequeños y pintorescos grupos de población”

“6.- TISCAR: CUEVA DE LOS ABADES. La roca caliza de estas sierras se hiende en grutas maravillosas, entre las que destacan la del Agua y esta de los Abades, aromadas de tradición”

“7.- TISCAR: LA PROCESION EN LA PLAZA. La romería de Tíscar se celebra el día 8 de septiembre, y a ella concurren miles de romeros que dejan pruebas de su fe en exvotos y limosnas”

“8.- TISCAR: EL CASTILLO VISTO DESDE LEVANTE. Lo que se conserva de esta fortaleza, celebrada por los autores musulmanes, es posterior a su conquista, en 1319, por el infante don Pedro”

“9.- TISCAR: INTERIOR DE LA ERMITA. La construcción, moderna, ocupa el lugar de otra gótico-mudéjar, de la que se conservan la portada y varios trozos de bellísimo alicatado granadino.”

“10.- TISCAR: TABLA EN EL CAMARÍN. Regalada a la Virgen por don Laureano Delgado esta pintura del siglo XVI es, después de la Sagrada Imagen, la joya del santuario”


Aunque en el álbum no hay referencia alguna, parece claro que el autor de las fotografías es Juan de Mata Carriazo y que están hechas, seguramente, en los años veinte. La autoría es evidente, algunas de las postales son las mismas fotografías que ilustran la segunda edición de la novela de Tíscar y allí si que está debidamente identificado el autor. Concretamente, las postales 1, 2, 3 y 4 se corresponden con las láminas 7, 11, 13 y 17 de la novela. Además, la postal 7 parece estar hecha al principio de la procesión recién salida la Virgen mientras que la lámina 14, que tiene la misma luz, color, etc, parece la misma procesión ya de vuelta. Respecto a la fecha es como poco anterior a 1945 cuando aparecen el la segunda edición de la novela. El formato, portada, dimensiones, etc, del álbum coincide con los habituales  de Hauser y Menet en el primer tercio del siglo XX. Dentro de este tercio, por edad del autor, yo las situaría en los años veinte. El coche y los personajes que aparecen en la lámina 12 de la novela así parecen corroborarlo.


Aunque no se hubiera podido establecer relación con las ilustraciones de la segunda edición de la Pedro Hidalgo los textos y descripciones de las postales, que tienen el toque erudito inconfundible del autor, la profusión de detalles históricos y artísticos además de la época,  en la que pocos o ninguno se identificaba con estas cosas, hubieran sido suficientes para atribuirle la autoría.


Todo el aroma tiene el aroma melancólico de otros tiempos. Esa carretera de Tíscar camino de la Cruz sin pinos y sin asfalto, las pendientes desnudas y sin repoblar a los pies del santuario, los tingladillos y puestos montados con mantones y palos junto a los muros de la iglesia, las sombrillas negras en la procesión para protegerse del sol de septiembre… Entre las singularidades de la colección de postales llama la atención la sustitución de la cueva del Agua por la cueva de los Abades y la inclusión de la pintura en tabla de una virgen (postal 10). Pero sin duda las postales más llamativas son la 7 y la 9. La primera es una vista de la plaza abarrotada durante la procesión. Todas las paredes están encaladas, los vanos de puertas y ventanas no tienen decoración alguna. No existía tampoco la puerta actual debajo del campanario. La segunda se corresponde con el interior de la iglesia. También paredes desnudas sin la piedra vista actual. Sencilla decoración del altar y camarín, donde falta, lógicamente, el retablo instalado en 1956.


Las tarjetas postales se difundieron y popularizaron a principios del siglo XX. No obstante siempre fueron propias de capitales de provincia y grandes poblaciones. Que exista este álbum, impreso además por la mejor y más famosa imprenta de fototipia de España, es sin duda otro pequeño privilegio que también le debe Quesada a Juan de Mata Carriazo.
Anverso de la postal 1
Con posterioridad he encontrado en el número de de agosto de la revista Don Lope de Sosa la noticia de que la Cofradía "ha publicado un lindo album en que se coleccionen (sic) bellas tarjetas postales del Santuario y de los grandiosos panoramas que ofrecen sus inmediaciones. Los clichés son muy perfecta obra fotográfica de D. Juan de Mata Carriazo. " Aunque como arriba se dice tiene el álbum toda la pinta, se confirma la autoría de las fotografías y ya desde luego también de los textos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario